Visita guiada al órgano de San Miguel de Oteiza

El pasado viernes 23 de septiembre y continuando con las actividades del proyecto Bfabemi.org cultura de proximidad, tuvo lugar una visita guiada al órgano de la parroquia de Oteiza a cargo del organista Aitor Palacio con alumnos del colegio público de dicha localidad. Participaron un total de 30 alumnos de 6 a 11 años y en ella se trataron ideas sobre los elementos necesarios para el funcionamiento de un órgano de tubos, su sistema mecánico, a qué familia de instrumentos pertenece así como la composición de los diferentes tipos de tubos del órgano en función de su material de construcción, forma…

Fue una experiencia rica y motivadora para los alumnos que pudieron escuchar y sentir el órgano de su parroquia en su máximo esplendor.

Sábado 30 de julio: concierto de órgano en Leyre

El próximo sábado, a las 19:45 horas, tendrá lugar un concierto de órgano en el Monasterio de Leyre. El intérprete será el organista del monasterio: José Luis Echechipía París.

A continuación incluimos un podcast donde el intérprete explica una de las obras que se van a escuchar en el concierto: el Coral nº 3 de Cesar Franck.

Notas al programa:

En esta ocasión, el programa que presentamos en el órgano de Leyre gira en torno a dos importantes polos:


Por un lado Eduardo Torres, una figura todavía no lo suficientemente estudiada a pesar de su enorme interés. Fue un presbítero que ejerció como maestro de capilla en las catedrales de Tortosa y de Sevilla. Desarrolló gran amistad y colaboración artística y de otros tipos con figuras de la talla de Manuel de Falla, Ernesto Halfter, Norberto Almandoz, Nemesio Otaño o Joaquín Turina, entre otros. Su música fue difundida y apreciada más allá de las fronteras de nuestro país.

Entre sus obras podemos destacar diversas piezas para órgano, agrupadas en series como cantos íntimos, en dos volúmenes, o el organista español. También creó muchas más obras para órgano que han permanecido en un estado de cierta dispersión hasta el reciente trabajo musicológico de Jesús Gonzalo López, que ha elaborado un interesante catálogo con la obra organistica de Torres.


La escritura de sus piezas para órgano presenta en general un aspecto muy sencillo, desarrollada casi siempre a cuatro voces al estilo de un coral. Pero esa aparente simplicidad esconde una gran maestría y un exquisito dominio del lenguaje compositivo de su época y de épocas precedentes. Y por encima de todo, son obras inspiradas y de gran delicadeza y belleza.


En la época de Eduardo Torres desarrolló su labor Jesús Guridi, otro músico del que podríamos decir muchas y muy interesantes cosas, y que afortunadamente ha gozado de una mayor atención, en los últimos años, en forma de estudios musicológicos hacia su figura y su obra. Guridi es conocido principalmente por su faceta como compositor, pero también fue organista y profesor de órgano. De entre sus obras para este instrumento la más conocida es sin lugar a dudas el tríptico del Buen pastor, compuesta con ocasión de la inauguración de la catedral de San Sebastián en el año 1953. Cuenta con otras obras para órgano, entre ellas la muy interesante escuela española de órgano, una colección de pequeñas piezas que son verdaderas joyas musicales. Entre ellas se encuentran dos ofertorios que son los que van a sonar esta tarde. Uno de ellos, el escrito en sol mayor, está dedicado a Miguel Echeveste, concertista, profesor de órgano y director de la Escuela municipal de Música de Pamplona antes de desempeñar la función de catedrático en el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona.


El segundo círculo que integra la música de este programa gira en torno a la figura de César Franck, pianista, compositor, docente y sobre todo en el ámbito que nos ocupa esta tarde organista titular de la iglesia de Santa Clotilde en París, donde contó con un excelente órgano de la firma Cavaillé-Coll. Este hecho es muy importante para comprender diversos detalles de su música, especialmente en las cuestiones referentes a la registración y a la tímbrica que buscan sus obras. A pesar de no contar en Leyre con un instrumento de esta casa organera, las piezas de este autor funcionan muy bien en el órgano con el que contamos. Precisamente, la armonización realizada con motivo de la importante reforma realizada en el año 2014 estuvo orientada en gran medida y dentro de sus posibilidades a la sonoridad de los órganos Cavaillé-Coll; aunque, eso sí, con ciertos añadidos posteriores que dieron lugar a un instrumento de una estética que se ha definido como sinfónico- moderna.


El coral en la menor, que es la obra de Frank que vamos a escuchar esta tarde, es una de las piezas del repertorio organístico más conocidas de todos los tiempos. Forma parte de una serie de tres corales que su autor concibió y concluyó entre los meses de mayo y septiembre de 1890, durante una prolongada estancia de descanso y recuperación que llevó a cabo en Nemours, una ciudad al norte de Francia. Se construye sobre tres temas fuertemente contrastantes entre sí: el primero de ellos nuestra un carácter apasionado y se construye sobre una escritura inspirada en el barroco centroeuropeo. El segundo es propiamente el coral que da título a la obra. Se construye sobre un discurso mucho más sosegado y austero, aunque también está dotado de una importante carga emotiva. Y finalmente el tercer tema basa su contraste en su carácter evocador y en su gran belleza. El desarrollo posterior de la obra y el modo de tratar estos temas y el discurso musical hacen de esta sin lugar a dudas una gran obra musical que además posee un gran atractivo para el oyente y el intérprete.

Contemporáneo de Franck fue Luis Alfred James Lefébure-Wély. Su música y su modo de desarrollar la labor organística fueron muy diferentes a César Franck, en el sentido de que fue un organista muy apreciado por la alta sociedad parisina gracias a su faceta de divo del órgano al que mucha gente iba a escuchar con una mentalidad concertística, incluso dentro de la propia liturgia. Esto se debía entre otras cosas al carácter de su música y a su virtuosismo como intérprete. Con todo, Lefébure-Wély fue un importante organista gracias a que desarrolló su labor en la Iglesia de la Madeleine, una de las principales de París donde, al igual que Frank en Santa Clotilde contó con un extraordinario órgano de la firma Cavaillé-Coll, de quien fue estrecho colaborador. Como dato anecdótico que refleja su carácter, es interesante reseñar que en el año 1847 él fue el encargado de la música para el funeral de Frederick Chopin, y con tal motivo realizó varias transcripciones para órgano de obras de este autor.
El Choir de voix humaines es una pequeña pieza de gran belleza en la que podremos escuchar el registro de voz humana del órgano de Leyre, que está ubicado en el recitativo expresivo, a la izquierda del mueble del órgano. Sobre una escritura coral con ese registro se desarrollan una serie de arpegios que serán presentados en algunas de las varias flautas que posee este instrumento.

Bfabemi.org: conciertos de órgano en Larraga y Mañeru

Continuando con las actividades del proyecto Bfabemi que organiza ANAO, en los próximos días tendrán lugar dos conciertos de órgano en Larraga y en Mañeru. Las fechas son las siguientes:

Sábado 23 de abril, 19:30

Tendrá lugar un concierto en la iglesia de San Miguel de Larraga, por el organista Álvaro Cía.

Sábado 7 de mayo, 19:00

Tendrá lugar un concierto en la iglesia de San Pedro de Mañeru, por los organistas Miguel Merino y Roberto Mtez de Morentin.

Estos conciertos surgen del intercambio de experiencias entre los organistas de ambas localidades: Álvaro Cía, organista en San Pedro de Mañeru, tocará un concierto en Larraga, mientras que Miguel Merino y Roberto Mtez de Morentin, organistas ambos de la parroquia de San Miguel de Larraga, ofrecerán un concierto en Mañeru.

Uno de los principales objetivos del proyecto «Bfabemi» es poner en valor la cultura local de los diferentes pueblos de Navarra en torno a su patrimonio organístico. De esta forma, el intercambio de organistas de estas dos cercanas localidades de la Zona Media realza la figura de los organistas locales, imprescindibles para que los valiosos órganos que posee nuestra comunidad sigan sonando habitualmente y no enmudezcan.

La entrada a ambos conciertos es libre hasta completar aforo.